MINIulia pinturas70anosNegro


MALLORCASOLUCIONESBN

El tiempo - Tutiempo.net

El economista se reunió en Palma con los empresarios del GE Business Club, quienes le hicieron entrega del reconocimiento al “Economista más influyente del 2018”.

Foto 2Daniel Lacalle, economista de talla mundial y actual responsable económico del Partido Popular (PP), protagonizó el acto organizado por el Gran Empresa Business Club el pasado viernes 12 de abril en el hotel Occidental Playa de Palma. El comité asesor del club invitó a Lacalle a este encuentro y reconoció su labor en materia económica haciéndole entrega del galardón al “Economista más influyente del 2018”.

Este economista liberal con gran recorrido es Doctor en Economía, gestor de fondos de inversión y profesor de Economía Global y Finanzas. Se le conoce por sus varios bestsellers y por su presencia en los medios de comunicación, defendiendo el liberalismo económico con medidas como la disminución del gasto público o la reducción de las competencias del Estado. Su proyección internacional es digna de mención, puesto que en 2016 entró en el top 10 de los economistas más influyentes del mundo.

Casado y con tres hijos, Lacalle reside actualmente en Londres. En los últimos años se ha hecho un hueco en el ámbito político, siendo varias las figuras que han querido tenerle cerca en sus campañas electorales. Finalmente, fue el Presidente del Partido Popular Pablo Casado quien le encomendó la tarea de diseñar el programa económico de su campaña y le ha designado como asesor y portavoz económico del partido.

“Queremos aplicar la mayor reducción de impuestos de toda la democracia española”

Lacalle respondió las preguntas de los asistentes poniendo sobre la mesa las medidas en materia económica que plantea su partido. Para empezar, se le pidió que expusiera las propuestas económicas que contempla el Partido Popular en su programa electoral. “Proponemos llevar a cabo la reducción de impuestos más importante de la democracia en España, la cual persigue fortalecer el tejido empresarial extendiendo durante dos años la tarifa plana para autónomos, reduciendo el impuesto de sociedades al 20%, bajando el tipo máximo del IRPF al 40% y suprimiendo impuestos como el de sucesiones, el de patrimonio o el de actos jurídicos documentados (el famoso impuesto hipotecario)”.

“Las recargas a los autónomos por retrasos con la cuota son monstruosas”

Foto 3La siguiente pregunta que se le planteó fue sobre la tarifa plana para autónomos, a lo que Lacalle declaró que el PP hace hincapié en la importancia de fortalecer la capacidad de emprendimiento y dar facilidades a las personas para que puedan emprender sus propios negocios. “Si hay un partido que defiende los intereses de los autónomos ese es el Partido Popular”, apuntó Lacalle. “Creo que los autónomos están haciendo un trabajo muy importante al mostrarnos sus preocupaciones y poniéndolas en valor. Precisamente, la razón por la que yo entré en la política es porque considero que la sociedad civil debe estar mucho más involucrada en ella”.

Sobre la tarifa plana, señaló que “desde el PP defendemos la reducción de los impuestos, una medida que beneficia directamente a los autónomos en lo que se refiere a las deducciones por creación de empleo y al IRPF. También pedimos que los autónomos que se retrasen en el pago del IVA o del IRPF no tengan que abonar un recargo que llega a suponer un 50 o incluso un 80 por ciento más de la cuota”. Unas recargas que Lacalle tachó de “monstruosas”, además de mencionar el carácter “antiautónomo” de algunos partidos. “Por ejemplo el PSOE, que quiere que los autónomos paguen una cuota en base a sus ingresos, lo que significa subirla casi un 80 por ciento más; sin olvidar que a la hora de establecer el importe de la cuota a pagar se está basando en los ingresos de los autónomos y no en sus beneficios”.

“El sistema público de pensiones no está deteriorado”

Respecto al sistema público de pensiones, Lacalle explicó que en España el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) que se destina a las pensiones es del 11%. “Ningún país del mundo debate sobre si algo que cuesta el once por ciento del PIB supone un problema”. Y añadió que “en el peor de los casos, el porcentaje más alto que podríamos llegar a gastar en pensiones en un futuro sería del 13%, así que no podemos hablar de que el sistema de pensiones está deteriorado”.

Lacalle remarcó la necesidad de suprimir los impuestos sobre el ahorro, con los que aseguró no estar de acuerdo y calificó de “condenables”. “Para construir una sociedad próspera esta tiene que estar orientada al ahorro y a la inversión prudente, no al crédito ni al aumento de la deuda. Si hacemos que los ciudadanos paguen impuestos en base a lo que han conseguido ahorrar lo que estamos haciendo es penalizar el ahorro y no dejar que se genere rentabilidad”.

En este sentido, argumentó que lo hay que conseguir es “que los ciudadanos tengan capacidad de ahorro, y para ello es necesario reducir los impuestos. Tenemos que olvidarnos de este afán por recaudar y empezar a devolver el dinero a los bolsillos de los ciudadanos para que puedan ahorrar”.

“La línea entre fiscalidad orientada al crecimiento y fiscalidad confiscatoria es muy delgada”

Foto 4A la pregunta sobre cuál es el papel que el PP otorga a las pequeñas y medianas empresas españolas y cuáles son las medidas que plantea para ellas, Lacalle recordó que el 90% de las empresa en España son pymes y que la economía española se nutre fundamentalmente de ellas. “El primer problema es tener un tejido empresarial tan vulnerable y frágil, porque cuando viene un cambio de ciclo económico no podemos hacerle frente”. El economista habló también de la “demonización” que se hace de las grandes empresas. “Defender las pequeñas y medianas empresas y estar en contra de las grandes solo es una forma amable a nivel mediático de ir en contra del sistema de libre mercado de las empresas, algo que es ridículo porque el ataque a la gran empresa no es la defensa de la pyme, es el ataque a la empresa en general”.

Lacalle explicó que su partido pide que se deje “respirar a las empresas y a las familias” siendo mejores administradores y fortaleciendo el tejido empresarial. “Muchas personas piensan que la culpa es siempre del empresario. Cuando a uno le quitan del sueldo no le echa la culpa al que le cobra los impuestos, sino al empresario que le paga. La cuestión es que él tampoco gana, porque más del 40% de las empresas en España tienen pérdidas”. Sobre esto, destacó la necesidad de orientar la fiscalidad de una forma en la que las pymes tengan capacidad de ahorro y crecimiento. “Porque la línea entre fiscalidad orientada al crecimiento y fiscalidad confiscatoria es muy delgada”. Añadió la necesidad de reducir los trámites burocráticos a la hora de crear nuevas empresas. “El tiempo de espera para obtener la licencia de un nuevo negocio supera el año”.

Sobre la concesión de créditos a las pequeñas y medianas empresas, Lacalle afirmó que las pymes no deberían solicitar créditos. “Las pymes no tienen que financiarse vía crédito. Se debe fomentar el crédito privado o vía equity. En Estados Unidos el 80% de las pymes se financian vía equity, en Europa el 80% se financian vía deuda. Esto tiene que cambiar y debemos ser conscientes del riesgo que implica crear un negocio vía deuda. Y lo que tienen que hacer las pequeñas y medianas empresas es controlar su capital circulante, en vez de pedir créditos a los bancos”.

En relación a los tipos de interés, Lacalle reveló que en ningún sistema de crédito se puede esperar que los tipos de interés bajen todavía más y afirmó que se está generando una enorme burbuja. “El tipo de interés es el coste del dinero, que existe porque hay un riesgo. Y tiene que haber un nivel de riesgo, el cual variará dependiendo de las condiciones y la situación de cada empresa”.

“Hay que llevar la reforma laboral al siguiente nivel” 

 DSC8966La siguiente pregunta que se le planteó fue sobre la legislación laboral, a lo que Lacalle respondió que “en España lo que tenemos que hacer, y que ha sido esencial para acabar con el alto desempleo, es fortalecer y facilitar la contratación. Que las empresas tengan más facilidades para contratar, menos entradas burocráticas y menos impuestos. Es decir, llevar la reforma laboral al siguiente nivel”.

Sobre el impuesto de sociedades, el economista explicó que las empresas exportadoras pagan este impuesto en el lugar donde generan el valor añadido. “Imaginad por un momento que introducimos un impuesto unilateral a las empresas para que paguen los impuestos en el territorio en el que venden y no donde generan el valor añadido. Imaginad dónde se va nuestro sector exportador cuando en el lado contrario digan que van a hacer lo mismo. Es un error poner un impuesto a las empresas por sector y nacionalidad. No podemos entrar en una guerra proteccionista”. Y argumentó que “por esta regla de tres, Donald Trump podría, por ejemplo, hacer lo mismo con las empresas españolas que exportan a Estados Unidos”. En este sentido, Lacalle defendió que el debate debe centrarse en la carencia de empresas tecnológicas en España. “En Estados Unidos y China el 27% de las empresas son tecnológicas y en España no llegan al 4%, a pesar de que tenemos un gran mercado en Europa”.

“Las cajas tienen un agujero patrimonial de 126 mil millones de euros”

La siguiente pregunta que se le planteó a Lacalle fue sobre el rescate a la banca, a lo que especificó que no se han rescatado a los bancos, sino a los depósitos de las cajas que quebraron. “Es más, la banca privada destinó 60 mil millones de euros al Fondo de Garantía de Depósitos para mantener los depósitos de los ciudadanos”. La situación actual de las cajas, comentó, es un agujero patrimonial de 126 mil millones de euros, “y ante este panorama lo que hay que intentar es pasar de menos a cero, no de menos a más”.

Para finalizar su intervención, Lacalle habló sobre la reconversión pública de las zonas turísticas maduras, argumentando que para conseguir convertir y recuperar estas zonas, que sean medioambientalmente responsables y que a la vez generen recursos públicos y mejoren el empleo, se precisa la colaboración público-privada. “Es necesaria la ayuda del sector privado porque es el único que sabe detectar lo que es más eficiente para conseguir la recuperación de estas zonas. El sector público, en cambio, busca maximizar el presupuesto antes que maximizar los resultados”.
daniel lacalle grupo

GALERIA DE FOTOS
fotosicono


 

actializando = RECIEN ACTUALIZADO   *    fotosicono = GALERIAS DE FOTOS   *   VIDEOS = GALERIAS DE VIDEOS

CONTACTAR GEBC

Camino viejo de Bunyola, 37, 1ª planta - Despacho, 2
07009 (Pol. Son Castelló) - Palma.

Telefono: 971 607 196        ENVÍANOS UN MAIL

SUBSCRÍBASE A GEBC

Suscríbete a nuestro boletín y estarás al día de todas las novedades y promociones.  Protección de datos.